27 de noviembre de 2016

VIERNES NEGRO: LA NAVIDAD DEL CONSUMISMO

Viernes Negro:
la Navidad del consumismo

Un comentario escrito hace cinco años. Hoy todavía podríamos ahondar mas en el tema. Muchos comercios abren sus puertas bastante antes de las 12 de la noche, e impiden a sus empleados, celebrar la tracidión de una cena familiar para agradecer al Señor. Se rompe cada vez mas el legado de los primeros inmigrantes. Y la gente se arma con casas de campaña para suavizar las muchas horas durante las que esperan la apertura de lo comercios. 
 
Ana Dolores Garcia

Apenas comienza la mañana del viernes después del día del pavo (como muchos prefieren llamar al día de Acción de Gracias), es decir, apenas comienza la mañana del viernes negro, los que padecemos de computamanía y nos conectamos al mundo a través de la cibernética tan pronto nos levantamos, nos reafirmamos en que además de un viernes negro estamos viviendo un viernes negro y loco, que este año ya se atrevió a comenzar en jueves.

A saber: la noticia llegaba desde Los Ángeles, California, en que apenas a la medianoche y en una tienda WalMart, una de esas compradoras compulsivas dispuestas a conseguir lo que buscan a todo precio, -y convenientemente preparada de antemano con un rociador ad hoc-, se abría paso con él en mano ante la mole humana que se anteponía entre ella y el mostrador donde se hallaba el efecto electrónico deseado. En total, más de diez heridos, intoxicados por el gas con que les roció. o apabullados por el tumulto y la estampida que se formaron. La policía de los Ángeles aún no ha dado con ella y, por supuesto, se ignora qué iba a buscar.

Y en otro WalMart, esta vez en el cercano Germantown de Maryland, una bronca de altura. Todavía no la he visto relatada en el monitor, pero me la ha contado alguien que tuvo a bien el alejarse de la tienda ante el temor de que una trompada perdida lo ancanzara. La tienda demoró su apertura durante una hora entera. ¡Oh, cuántas ventas perdidas y todo por un gps!

Así comienza la temporada: solo "día del  pavo" y compras. Y si a esto agregamos lo de “felices fiestas” o “holiday´s trees” ya tenemos completo el atuendo con que se quiere disfrazar la tradicional Navidad.